Saltar al contenido (pulsar Return)

"Es gracias a los ingenieros que el mundo avanza"

Entrevista de Manresa Diari a José Miguel Giménez, Rosa Giralt y Xavier Gamisans, director en funciones de la UPC Manresa, subdirectora de Comunicación y Estudiantado y subdirector de Investigación e Innovación, respectivamente.
"Es gracias a los ingenieros que el mundo avanza"

El 28 de julio Manresa Diari publicó una entrevista que hizo a José Miguel Giménez, Rosa Giralt y Xavier Gamisans, director en funciones de la UPC Manresa, subdirectora de Comunicación y Estudiantado y subdirector de Investigación e Innovación, respectivamente. Podéis leerla en http://www.manresadiari.cat/noticies/detail.php?id=60935

Os la transcribimos, también, a continuación:

 

Entrevista de Manresa Diario a José Miguel Giménez, Rosa Giralt y Xavier Gamisans, director en funciones de la UPC Manresa, subdirectora de Comunicación y Estudiantado y subdirector de Investigación e Innovación, respectivamente.

Manresa, 28 de julio de 2020

 

¿Dónde está la UPC Manresa?

La UPC Manresa o Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Manresa (EPSEM) forma parte de la Universidad Politécnica de Cataluña · BarcelonaTech (UPC), es su campus en Manresa. Concretamente, estamos en la avenida de las Bases de Manresa, en un edificio de los años setenta que tiene unas grandes letras azules UPC delante, seguro que nos habéis visto pasando.

 

¿Qué estudios se ofrecen?

En la UPC Manresa ofrecemos estudios de tres ámbitos diferentes: el civil, el industrial y el TIC.

En el ámbito civil tenemos el grado en Ingeniería Minera, con el que se pueden obtener conocimientos para la obtención de materias primas de forma sostenible (voladuras, obras subterráneas, obra civil, procesamiento de minerales ...).

En el ámbito industrial ofrecemos diferentes titulaciones. Tenemos una entrada común con tres especialidades bien diferenciadas: el grado en Ingeniería Electrónica Industrial y Automática, el grado en Ingeniería Mecánica y el grado en Ingeniería Química. Los tres permiten adquirir conocimientos de los diferentes aspectos de la ingeniería en una industria y su proceso productivo. También dentro de este ámbito industrial, impartimos el nuevo grado en Ingeniería de Automoción, el cual permite adquirir conocimientos del automóvil, de sus componentes y de su proceso productivo.

En el ámbito de las TIC ofrecemos el innovador grado en Ingeniería de Sistemas TIC, que celebra este año su 10º aniversario. Cursándolo se aprende electrónica, informática y comunicaciones y permite realizar proyectos que requieran conocimientos de los tres ámbitos de manera integrada.

Aparte de los grados, también ofrecemos masters, uno en Ingeniería de los Recursos Naturales y otro en Ingeniería de Minas. También un Doctorado en Recursos Naturales y Medio Ambiente. Para terminar un Postgrado en Organización e Ingeniería de la Producción y Dirección de Plantas Industriales.

 

¿Qué hacen los y las ingenieras?

Buena pregunta. Todo el mundo sabe que hace un médico, un abogado o un maestro, pero cuesta saber qué hace un ingeniero.

Los ingenieros, con sus ideas, sus conocimientos y su ingenio, diseñan productos y sistemas o mejoran los existentes. Es gracias a los ingenieros que el mundo avanza y la tecnología hace posibles algunas cosas que hace unos años no nos habríamos llegado ni a imaginar. Sólo hay que ver cómo han evolucionado elementos tan cotidianos como los coches o los móviles, que todo el mundo utiliza constantemente.

Así pues, los ingenieros ayudan a la sociedad. Especialmente, la tecnología que desarrollan los ingenieros, puede mejorar mucho la vida de las personas mayores, enfermas, con discapacidad ... También se integran en la industria y las empresas en general, donde ayudan a que sean más eficientes, a producir de una manera más sostenible ...

 

¿Cree que hay quien no elige estos estudios porque cree que son muy difíciles? ¿Realmente es así? ¿Puede desmitificar esta teoría?

Pensamos que sí es así. Quizás no es generalizado, pero hay quien no se atreve, que piensan que no será capaz. Es cierto que hay que tener algunas aptitudes, pero si a alguien le gusta realmente, tiene ganas y es capaz de dedicar una cierta dosis de trabajo de forma continuada, seguro que lo podrá conseguir.

 

¿Y las chicas? ¿Siguen siendo unos estudios con poca presencia femenina? ¿Porque? ¿Qué se está haciendo para revertir esta situación?

Hay chicas, al igual que chicos, que no les gusta, entonces, nada que decir. Pero las hay a las que les gusta, pero les da miedo, sea porque lo ven difícil, porque creen que es de hombres y que estarán solas en la clase, o por comentarios que los hacen familia o amigos que las hace repensárselo. Hay que revertir la situación. En un equipo de trabajo es bueno que haya hombres y mujeres, y las mujeres, aunque no se lo piensen, lo pueden hacer igual de bien o mejor que los hombres. Por la escuela, han pasado chicas realmente brillantes.

Desde ya hace tiempo que estamos haciendo diversas actividades enfocadas a mostrar a las chicas qué es la ingeniería y qué pueden hacer las ingenieras y los ingenieros, para que se percaten que tiene interés, que pueden hacerlo y que realmente serían muy útiles por la sociedad.

 

¿Cree que es una apuesta segura estudiar una ingeniería? ¿Son necesarios los profesionales formados como ingenieros para encontrar soluciones a los retos con los que nos enfrentamos actualmente y en un futuro a corto plazo?

Claro que sí. Como ya hemos dicho antes, los ingenieros y las ingenieras son los que hacen avanzar la sociedad, hacen que podamos vivir más cómodamente, más seguros, hacen que se vele por el medio ambiente, que nos podamos comunicar ... Hay mucha demanda de ingenieros y no hay suficiente juventud que lo quiera estudiar.

 

¿Qué ofrecéis a los estudiantes que estudian en su centro? ¿Qué os hace diferentes a otros centros donde se pueda estudiar una ingeniería?

Creemos que una diferencia importante es que ofrecemos diferentes grados en ingeniería acreditados, con las ventajas de estudiar en una universidad pública y donde el estudiante no es un número.

El trato personalizado que reciben los estudiantes es uno de nuestros rasgos diferenciales. Ofrecemos una docencia de calidad, en grupos reducidos, con un papel activo de los alumnos y con evaluación continua.

Además, todos los estudiantes que lo deseen, pueden participar en programas de movilidad en el extranjero y prácticas remuneradas en las empresas.

 

Este año, a consecuencia de la alerta sanitaria por la COVID19, todos los trámites para acceder a la universidad se han retrasado, las Pruebas de Acceso a la Universidad, por ejemplo, se han hecho un mes más tarde de lo previsto. ¿En qué punto del proceso están ahora? ¿Cree que las clases podrán comenzar en la fecha que estaba prevista?

Sí, todo ha ido mucho más tarde. Normalmente hacían la selectividad en junio y mediados de julio ya sabían dónde habían entrado y podían ir de vacaciones con la matrícula ya hecha. Este año no sabremos la asignación a nuestros grados hasta el día 6 de agosto. La matrícula ya deberá ser en septiembre y empezaremos las clases cuando todavía no se habrán hecho las reasignaciones. Contamos empezar el curso según las previsiones, pero tendremos alumnos que mentoritzaran y apoyarán a los estudiantes nuevos, para ayudarles con los contenidos y también a adaptarse a la universidad con estas circunstancias tan complicadas que estamos viviendo.

 

¿Cómo se llevará a cabo la docencia el próximo curso? ¿Tiene previstos diferentes escenarios en función de cómo evolucione la alerta sanitaria?

Se han diseñado unos horarios que permiten hacerlo todo presencial, todo virtual o mixto. De momento hemos previsto hacer la opción mixta. Sería difícil poder mantener la distancia de seguridad en los grupos grandes, por lo que estos han tratado de agrupar en 3 días de la semana y la teoría se podría hacer virtual. Las prácticas y problemas, en grupos más pequeños, los hemos agrupado en dos días de la semana y serían presenciales. Creemos que esta es una buena solución para seguir las normas impuestas y mantener el contacto con los estudiantes, además de que hacer las prácticas presenciales es clave. De todas formas, si las cosas cambian, se puede hacer todo presencial o todo virtual.

 

¿Tiene una previsión de cómo será la matrícula? ¿Cree que bajarán las matrículas en comparación al curso pasado como consecuencia de la crisis económica que están viviendo muchas familias a raíz de la crisis por la COVID19?

No sabemos nada qué pasará, será una sorpresa. Esperamos que no baje, por suerte este año han bajado las tasas y la matrícula será un 30% más barata. Lo que pensamos es que quizás las familias preferirán que sus hijos e hijas estudien cerca de casa, para no tener que alquilar viviendas que quizás luego no utilizarán si nos vuelven a confinar. En caso de ser así, podría ser que tuviéramos más estudiantes de la Catalunya Central y menos provenientes de comarcas más alejadas. Todo es una incógnita.

De todos modos, lo que hemos podido ver hasta ahora, es que las peticiones de información recibidas y la asistencia a las jornadas de puertas abiertas es más o menos la misma que los otros años.

 

¿Qué proyectos de futuro tiene? ¿Hacia dónde cree que debe ir el mundo universitario y, en concreto, la UPC Manresa?

De momento lo que queremos es que la situación pueda volver a la normalidad. No a la nueva normalidad, sino a la normalidad de antes. Nos hemos adaptado a las circunstancias, pero somos una universidad presencial, y queremos seguir siéndolo.

La pérdida de nuestra directora, Rosa Argelaguet fue un golpe muy fuerte para nosotros. Seguidamente llega la COVID-19 y el confinamiento, situación que también fue difícil. Sin embargo, estamos superando las dificultades y tenemos ganas de sacar adelante proyectos nuevos.

En cuanto a los grados no tenemos previsto hacer cambios, pero sí que nos gustaría hacer algún máster más. Ya hace tiempo que damos vueltas y pensamos que esto potenciaría aún más la investigación que hacemos.

También queremos abrir nuestra escuela a la ciudad. Lo haremos sacando adelante el Techlab UPC Manresa, que ya puso en marcha la Rosa. Será un espacio abierto a la ciudadanía, para que todo aquel que lo desee, pueda venir a utilizar el equipamiento y hacer sus proyectos, con nuestra colaboración.

 

En la universidad aparte de dar clases a los estudiantes también hacen investigación, ¿verdad? ¿Qué nos puede contar de la investigación que se hace en la UPC Manresa?

El personal de la UPC Manresa desarrolla una labor de investigación muy significativa, que nos permite publicar artículos científicos de alcance mundial. Dispone de varios grupos de investigación consolidados que generan ingresos de cerca de medio millón de euros anuales. Estos ingresos provienen tanto de convocatorias públicas competitivas de la administración autonómica, estatal o de la Unión Europea, así como de convenios de transferencia de tecnología con empresas de las comarcas cercanas mayoritariamente.

 

En momentos como el actual es cuando se hace aún más evidente la importancia de la investigación en los campos de la ciencia y la tecnología, esta investigación que los gobiernos no valoran lo suficiente y que está siendo imprescindible para hacer frente a la COVID19. ¿En qué proyectos están trabajando a raíz de la crisis sanitaria?

Aparte de proyectos que ya estaban en curso, donde se investiga en aspectos relacionados con la mejora de la calidad del aire, y en la incorporación de las herramientas TIC en el sector sanitario, durante la crisis de la COVID se ha desarrollado un respirador de emergencia, mascarillas de protección reutilizables y se ha colaborado con varios proyectos de base ciudadana para hacer llegar equipos de protección a quien lo necesitaba.